La tierra de Ciudad Rodrigo

Lo que actualmente conocemos como Comarca de Ciudad Rodrigo no coincide exactamente, en sus límites, con lo que antiguamente constituía la tierra civitatense o Concejo de Ciudad Rodrigo, pero si podemos establecer una muy directa relación.

Antes de la llegada de los romanos, el actual territorio de Salamanca estaba dividida en dos partes: al Norte y Este del río Tormes vivían los VACCEOS y el lado opuesto, dentro del cual se encontraba nuestra zona de estudio, estaba ocupada por otro grupo denominado VETTON.
La circunscripción administrativa vettona tendrá gran importancia ya que en época romana toda la provincia pertenecerá a ella, y ésta a su vez, a la LUSITANIA.

Dentro de la Vettonia, en aquel momento, existen tres municipios, denominados: SALMANTICA, MIROBRIGA Y BLETISAMA, que corresponderían con las actuales Salamanca, Ciudad Rodrigo y Ledesma.
Esto es sabido por el Términi Augustal de separación de los límites del territorio de Bletisa, Miróbriga y Salmántica encontrado en Ledesma:
[I]MP(erator). CAESAR. AUG(ustus). PONTIF(ex) MAXIM(us). TRIBUNIC(ia). POT(estate). XXVIII CO(n)S(ul). XIII. PATER. PATR(iae) TERMINUS. AUGUSTALIS.INTER BLETISAM. ET. MIROBR(igam). ET SALM(anticam).
Durante el Bajo Imperio debió de tener lugar la creación de la Diócesis de Miróbriga (división eclesiástica) o Civitas Augusti, aunque no tenemos datos fehacientes hasta la época visigoda, pues será en éste momento cuándo varios obispos de ambas sedes (Salamanca y Miróbriga) intervendrán en los concilios toledanos.

Algo antes de la conquista musulmana, existían dos circunscripciones diferentes en la provincia:
– Una, que tenía a CIVITAS AUGUSTI, AUGUSTOBRIGA O MIROBRIGA por cabeza.
– Y otra cuyo centro era SALMANTICA.
Ante el empuje de las huestes cristianas, los sarracenos fueron cediendo las tierras que ocupaban, y a mediados del siglo XI todo lo que hoy es el “Campo de Argañan” más parte de la comarca portuguesa contigua, estaba comprendido en el reino de León y era un territorio ya entonces despoblado, tierra de nadie, de un vacío estratégico en el que lo mismo hacían los árabes sus incursiones y algaradas, como los cristianos sus cabalgadas y correrías.

Este panorama continuará hasta el siglo XII, momento en el que comenzarán a configurarse COMARCAS de carácter administrativo y político, extendiendo Salamanca en el año 1136 su alfoz hasta la comarca de Ciudad Rodrigo, y a pesar de la oposición del obispo D. Berenguer, Fernando II decide conceder a la misma los honores de “CIVITAS”. Será precisamente Fernando II quién, unos años después, en el 1161 comience la repoblación de ésta ciudad y de Ledesma, tarea nada fácil sino hubiese sido por las gentes de Zamora, León, y parte de las de Ávila e incluso Salamanca que le ayudaron. Pero la gran parte de los salmantinos, ayudados por los avulenses e incitados por el rey de Portugal se sublevaron contra Fernando II, quién en una dura batalla en la rivera de la Valmuza les derrotó. A partir de entonces será cuándo se produzca la desmembración total del antiguo alfoz salmantino y tengan personalidad propia los de Ledesma y Ciudad Rodrigo, siendo los límites de éste último, los del antiguo municipio de Miróbriga o Augustóbriga, es decir, el curso bajo del río Yeltes desde su confluencia con el Duero hasta el lugar dónde se le une el Huebra, y a partir de allí la divisoria entre el Yeltes y el Huebra hasta la Sierra de Francia.
Las características de la repoblación y del reparto de las tierras de cada alfoz, darán lugar a nuevas circunscripciones ya en la Edad Media, de carácter civil, articuladas por otras unidades administrativas más pequeñas.

Aparecen ahora nuevos términos: SEXMOS para las ciudades (francos, portogaleses, serranos, castellanos…) y CUARTOS para el alfoz. Sin embargo, en la zona de Ciudad Rodrigo las divisiones serán en CAMPOS.
Según LLorente Maldonado, los campos en que se divide el alfoz mirobriguense están muy de acuerdo con la geografía, constituyendo así auténticas comarcas naturales. Aunque hay que decir que la primitiva división de Ciudad Rodrigo, debió ser en sexmos, ya que aparece en algún momento la figura del sexmero.

Así lo pone de manifiesto M. HERNANDEZ VEGAS, quién transcribe un acta municipal del 9 de Febrero de 1449 dónde aparecen los nombres de los seis sexmeros de Ciudad Rodrigo, uno por la ciudad y los otros cinco por los cinco campos:
“Para tratar del remedio se reunieron dentro, en las casas del consistorio el Alcalde y justicias y regidores con Antonio de Dios, sexmero de la ciudad, Juan Sánchez Ferrero, vecino de La Fuente, sexmero del Campo de Yeltes…”

Por lo tanto, sabemos que hasta el siglo XVIII, la tierra de Ciudad Rodrigo constaba de seis campos o sexmos:
-Sexmo de la ciudad con su socampana,
-Sexmo del campo de Yeltes,
-Sexmo del campo de Argañan,
-Sexmo del campo de Agadones,
-Sexmo del campo de Robledo, y
-Sexmo del campo de Camaces.

División y organización administrativa ésta que aparece en la obra de Antonio Sánchez Cabañas (principios del siglo XVIII), de la que extraemos un fragmento:

“La jurisdicción y tierra que comprende ésta ciudad se divide en cinco campos o sexmos y otros tantos campillos, cuyos nombres son a la parte de Septentrión el campo de Yeltes y su campillo de Caldillos; a la de oriente, el campo de Agadones y su campillo de Agadón de la Vid; a la de Mediodía, el campo de Robleda y su campillo de Malvarín; a la de Occidente, el campo de Argañan y su campillo de Valdeledín, y finalmente, entre éste y el campo de Yeltes, el campo de Camaces, con su correspondiente campillo.”

La inestabilidad de la zona, fruto de las continuas guerras con la vecina Portugal, motivará que sus habitantes huyan hacia el interior desamparando sus tierras, hasta el extremo de que, en el año de 1769 sabemos que el despoblamiento es tal que, en los cinco Campos de Ciudad Rodrigo se llegan a contar hasta 110 despoblados.

Durante el siglo XVIII, atentos a esta problemática, los monarcas ilustrados, y especialmente Fernando VI y Carlos III, junto con sus ministros y colaboradores se interesaron sobre la mejora de la coyuntura económica y social del país, para lo cual, se realizaron muchos trabajos con el fin de conocer dicha situación, destacando entre ellos los diversos Censos Demográficos desarrollados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s