La afinidad


Si bien es cierto que la frontera política concebida como línea divisoria entre la soberanía de dos Estados es una exigencia del derecho internacional, no lo es menos que, cultural y lingüísticamente, lo que en realidad existe son zonas fronterizas, verdaderas zonas de transición, en que se manifiestan afinidades antiguas e influencias recíprocas entre poblaciones en contacto durante siglos.

Por tanto no sólo habría que considerar las razones históricas en el origen de y el desarrollo de la Fala. Al argumento histórico vale la pena sumarle el de la afinidad. En nuestro pueblo por su situación fronteriza hay una gran predominancia de topónimos y apellidos portugueses La presencia, desde muy antiguo, de familias portuguesas residiendo, dan nombre a linajes y familias de claro origen portugués, como por ejemplo es el caso de los siguientes apellidos: Cardoso, Plata, Piris, etc., y otros muchos. Durante siglos los habitantes de Alamedilla y sus vecinos de Portugal han mantenido unas amplias relaciones de todo tipo, se han cruzado en matrimonios, se han divertido juntos en las fiestas de los pueblos y se han comunicado en una Fala fronteriza de influencia portuguesa.

Estos contactos sociales a ambos lados de la Raya aumentan los contactos lingüísticos que de ellos son consecuencia natural. Las relaciones sociales, económicas y familiares entre Alamedilla y Portugal, son un factor de primer orden para poder comprender la evolución y conservación de la Fala. A ello contribuía la cercanía de las poblaciones portuguesas situadas frente a frente, a uno y otro lado de la frontera política, como sucede con Batocas, las comunicaciones históricamente deficientes y en la ausencia de medios de transporte.

Pues como planteó Menéndez Pidal en su obra “Orígenes del español” ”Las relaciones culturales que determinan la difusión de un cambio lingüístico no se ajustan siempre, ni mucho menos, a los límites políticos o administrativos, sino que los rebasan unas veces, y otras no los alcanzan, obedeciendo a corrientes de comercio humano mucho más variadas y complejas que cualquiera de las que producen la administración política, eclesiástica, económica, militar, etcétera, tomadas aisladamente”.

Esta relación viva entre la Fala y el portugués, ha sido la causa principal que ha permitido la conservación del habla hasta nuestros días. Como dijo Leite de Vasconcelos ya hace muchos años: “é verdade que quen diz portugués, diz mais ou menos galego (neste caso galego antigo); mas a Galiza fica muito afastada, para que exercesse aquí influencia..Além d’isso não se encontra, eu pelo menos, náo encontrei eu, nenhum resquicio galego na linguagem de San Martín, por exemplo, che, que já se lé nas Cantigas de Santa María (século XIII); e o que se passa em San Martín passa-se, embota en grau menor, e mais modernamente en Almedilha ou Alamedilha, e em Olivença”.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s